viernes, 5 de abril de 2013

Cristo de Corcovado

El paseo al Cristo de Corcovado es obligado, no porque sea "típico", pero porque realmente vale la pena por lo que van a ver cuando estén ahí arriba, la vista es impresionante, prácticamente una postal de lo que hace famoso a Rio, yo creo que para los muy creyentes debe ser la idea de lo que ve "Dios" desde el cielo, se puede ver el famoso Pão de Açucar, Pedra da Gávea, Pedra Bonita, Lagoa de Freitas, una serie de playas además de montañas y más montañas cada una más bonita que la otra.

Para llegar al Cristo Redentor se puede ir en taxi o en camión (ônibus), y aquí los "ônibus" tienen un número, hay varios que llegan a ese punto, pero si salen de la Zona Sul, por ejemplo de Copacabana, pueden llegar por el 583, que pasa por varios puntos, pero uno que pueden identificar fácilmente es la Ave. Nossa Senhora de Copacabana, avenida principal sobre la playa de Copacabana. 

Una vez llegando, los primeros que les van a caer encima son los choferes de las combis (vãs), y les van a decir que es mucho más barato subir al Cristo con ellos, pero yo les recomiendo que NO suban con ellos, ya que en realidad es más caro, el paseo es bastante feo y sin gracia, además de que las combis no pueden subir hasta el punto más alto y los dejan en un punto donde todavía tienen que pagar la entrada al sitio turístico.

Lo mejor es entrar hacia donde está la taquilla y comprar un boleto que incluye subir en "bondinho" que es un ferrocarril típico de dos vagones, que sale cada cuarenta minutos, sólo que en temporada alta lo van a encontrar bastante lleno, entonces conviene comprar la entrada para la salida más próxima y esperar, porque por ahí cerca no hay mucho que hacer si es que no tienen coche. 


El "bondinho" sube por un el monte por una via donde van a tener de repente tramos con vistas muy bonitas hasta llegar al punto donde van a subir a pie hasta el Cristo.

El resto es disfrutar de sentirse en lo que creo que es el punto más bonito para apreciar la "Cidade Maravilhosa".


O Rio de Janeiro continua lindo.............

1 comentario:

  1. Pues cuando yo fui el tren no estaba funcionando y deja tú los de las combis. Los taxistas se nos fueron encima por que iban 2 europeos con nosotros, güeros y de ojos verdes y pues pensando que tenías dinero de sobra cobraban carísimo jaja. En fin terminamos yendo con las combis que era lo único disponible, eso sí, bajamos a pie.

    Saludos

    Dan Carrillo

    ResponderEliminar